Descubre cómo limpiar el motor de tu campana extractora por dentro en casa

Descubre cómo limpiar el motor de tu campana extractora por dentro en casa

La campana extractora es uno de los electrodomésticos más importantes en la cocina, ya que su función principal es eliminar los humos y olores que se generan durante la cocción de alimentos. Pero, ¿sabías que la limpieza de su interior es igual de importante que la limpieza de su exterior? La acumulación de grasa y suciedad en el motor campana extractora es un problema muy común en las cocinas, ya que puede disminuir su eficacia y provocar malos olores. En este artículo especializado te mostraremos cómo puedes limpiar el motor de tu campana extractora por dentro para asegurarte de que tu cocina siga siendo un lugar saludable y agradable.

¿Cuál es la forma de limpiar el motor de una campana extractora por dentro?

La limpieza del motor de una campana extractora requiere de cuidado y paciencia. Antes de comenzar, asegúrate de desconectar la electricidad. Utiliza una bayeta o esponja para eliminar la grasa acumulada. Mezcla bicarbonato con agua y frota con un cepillo en las zonas más sucias. Para finalizar, pasa una bayeta húmeda con agua o vinagre y deja secar completamente antes de conectar de nuevo el suministro eléctrico. Mantener limpio el motor garantiza el correcto funcionamiento de tu campana.

La limpieza del motor de la campana extractora es esencial para su correcto funcionamiento. Desconecta la electricidad y elimina la grasa acumulada con una esponja. Usa bicarbonato y agua para las zonas más sucias y una bayeta húmeda con agua o vinagre para terminar. Asegúrate de que el motor esté completamente seco antes de conectar el suministro eléctrico.

¿Cuál es la forma adecuada de limpiar los filtros de carbón en una campana extractora?

Para limpiar los filtros de carbón en una campana extractora, es necesario seguir una serie de pasos para que queden completamente limpios. Para empezar, es recomendable retirar los filtros de la campana y eliminar los restos de suciedad y grasa con agua caliente y detergente en un recipiente con agua. Si la suciedad es muy persistente, se puede dejar los filtros en remojo durante unos minutos antes de enjuagarlos con agua limpia. Otra opción es lavarlos en el lavavajillas, utilizando un ciclo de lavado intensivo a 70 °C como máximo, o bien, se pueden introducir en el horno después de escurrirlos. En ambos casos, es importante no utilizar esponjas o estropajos que puedan dañar el material. Con esta técnica, conseguirás mantener tus filtros de carbón en perfecto estado y prolongar su vida útil.

  ¡Adiós bichos! Aprende a eliminarlos del parquet en casa

Los filtros de carbón en las campanas extractoras requieren una limpieza cuidadosa con agua caliente y detergente o, en su defecto, utilizando el lavavajillas o el horno. Es importante evitar usar esponjas o estropajos que puedan dañar los filtros y, así, prolongar su durabilidad y eficacia.

¿De qué manera se puede limpiar el aluminio de una campana extractora?

El aluminio es un material muy usado en campanas extractoras debido a su resistencia y ligereza, pero con el tiempo puede mancharse y acumular grasa. Para limpiarlo, una opción es mezclar vinagre, harina y sal hasta obtener una pasta a la que se le da consistencia. Se aplica en la superficie del aluminio y se deja actuar unos 15 minutos. Luego, se enjuaga con agua tibia y se seca con un paño suave para no dañar su superficie. Así, la campana extractora quedará reluciente y como nueva.

El aluminio es ampliamente utilizado en campanas extractoras debido a su durabilidad y bajo peso. Sin embargo, con el tiempo, acumula grasa y suciedad. Una solución efectiva es mezclar vinagre, harina y sal para crear una pasta que se aplica en la superficie y se deja actuar por 15 minutos. Después de enjuagar y secar, la campana extractora volverá a estar como nueva.

1) Cómo limpiar eficientemente el motor de tu campana extractora

La limpieza regular del motor es esencial para mantener la campana extractora funcionando de manera eficiente. Primero, apaga la unidad y desconéctala de la alimentación eléctrica. Retira los filtros de la campana y límpialos con agua caliente y jabón suave. Para limpiar la carcasa y el ventilador, utiliza un desengrasante comercial o una mezcla de bicarbonato de sodio y agua. Aplica la solución con un cepillo suave y deja que se asiente durante unos minutos antes de enjuagar con agua caliente. Asegúrate de que todo esté completamente seco antes de volver a colocar los filtros. Realiza esta limpieza al menos dos veces al año para mantener tu campana extractora en óptimas condiciones.

  Deshazte del pegamento en aluminio en 5 pasos

Mantener el motor limpio es clave para lograr un buen funcionamiento de la campana extractora. Desenchufa la unidad y remueve los filtros para lavarlos con agua y jabón suave. Limpia la carcasa y el ventilador con una solución de desengrasante comercial o bicarbonato de sodio y agua. Asegúrate de que todo esté seco antes de volver a colocar los filtros. Haz esto al menos dos veces al año para mantener tu campana en óptimas condiciones.

2) Consejos prácticos para mantener el motor de la campana extractora en óptimas condiciones

Es importante mantener el motor de la campana extractora en óptimas condiciones para asegurar su correcto funcionamiento y prolongar su vida útil. Uno de los consejos más importantes es revisar y limpiar regularmente los filtros de la campana. Estos filtros pueden acumular grasa, polvo y restos de comida, lo que reduce su capacidad de absorción y aumenta el esfuerzo que debe hacer el motor. También se debe prestar atención a la velocidad del motor y ajustarla según las necesidades de cada momento. Al seguir estos sencillos consejos, se puede mantener el motor de la campana extractora en perfectas condiciones y disfrutar de una cocina limpia y libre de humos.

Para asegurar el correcto funcionamiento de la campana extractora, es esencial mantener los filtros limpios y ajustar la velocidad del motor según se necesite. Esto prolonga su vida útil y su capacidad de absorción de humos y grasas.

Limpiar el motor de la campana extractora por dentro es crucial para mantener la eficiencia y el rendimiento de la campana. Además, cuando el motor está limpio, la campana también ayuda a eliminar el humo, la grasa y los olores de la cocina. A través de esta guía, hemos visto que el proceso de limpieza es sencillo y fácil de realizar. Sin embargo, es importante recordar que, si no nos sentimos cómodos realizando el proceso de limpieza por nuestra cuenta, es mejor contratar a un profesional que nos pueda ayudar a realizar el mantenimiento adecuado. En general, la limpieza regular del motor de la campana extractora garantizará su durabilidad, aumentará la eficiencia y, por lo tanto, mejorará la calidad del aire de la cocina y la calidad de nuestras experiencias culinarias.

  Acaba con las ratas de campo: consejos prácticos para erradicarlas.
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad